LA PARODIA CELESTIAL: LAS BODAS DE CANÁ...BIS



Organizar un bodorrio no es nada fácil, hay que tener factores en cuenta como el vestido de la novia, el número de invitados o no casarse durante el mundial. Y ésto, es lo que sucedió a una pareja por no organizarla como Dios manda (es un juego de palabras para el que no lo haya pillado).

Bernardino y Manuela Heredia Heredia eran unos primos gitanos que se iban a casar a los quince años. Sus padres, hermanos ellos, estaban orgullosos por haber decidido casarse tan tarde y esperar hasta los quince para empezar a fornicar como desviados y formar una familia de no menos de 16 miembros, a uno por año hasta los 30. Edad en la que una mujer gitana empieza a engordar tanto que ya da igual si está preñada o no, la cuestión es verla lustrosa.
Para ello decidieron organizar una boda por todo lo alto. Como estaban en el paro... bueno, en realidad nunca habían cotizado a la seguridad social, decidieron invitar sólo a la familia mas allegada: hermanos, primos, tíos y abuelos con lo que sólo asistirían unas 800 personas, algo íntimo.

Compraron lo imprescindible: comida para 7 días para 800 personas mas 200 agregados de última hora, 7 vestidos de novia, tan solo uno para cada día, un carro tirado por 2 elefantes africanos y un Hipogrifo para hacerlo a la barbacoa, porque el pollo quedaría muy seco.
Al final, como no hay boda gitana que se precie que no tenga un buffet libre de droga, tuvieron que invitar a un clan de payos, que eran los que se la suministraban. Normalmente se la dejaban escondida en el poblado chavolista, al lado del Mercedes SLK Compressor y junto al poste de la luz que enganchaban ilegalmente, porque no tenían dinero para pagar la electricidad. Pero esta vez la llevaban encima.

El clan payo, era cristiano, y no les hacía mucha gracia ir a una boda evangélica, pero accedieron porque les debían 135.000€ en tripis. Se llamaban los "Nazarenos" porque iban con melenas lacias y barbas. Así que allí se colaron los Nazarenos capitaneados por el Crístofer y sus compinches. También iba La María, que era la madre del Crístofer, aunque no se sabía quien era su padre, porque La María era conocida por golfa.

La boda fue espectacular, todo muy bonito. A las mujeres lo que más le gustó fue el momento del ritual del pañuelo, que probaba que Manuela estaba "entera". Fue necesario una sábana veich a lunares negros de 150 x190 en lugar de un pañuelo para demostrar que era virgen, pero eso era lo de menos, todos estaban felices y se lo estaban pasando genial.
El Crístofer y sus 12 esbirros se hartaron de vender canabis y farlopa, tanto vendieron y tanto se tomaron que al 5º día se quedaron sin el saco de patatas de 25Kilos lleno de fardos de farlopa. Fue horrible, a la gente se le estaba pasando el colocón y empezaron los navajazos y los disparos.

La María dijo al Crístofer: Niño, que se han quedao sin farlopa, y se van a matar entre ellos.
-¿Y a mi que me importa omá?
-De verdá niño, que ere tan tonto como tus dos padres juntos. Si se matan no vas a poder venderles más. Así que, camareros, acompañad a mi niño al furgón de la Cruzcampo.

Los camareros que llevaban 5 días trabajando en un catering que le dijeron que iba a durar 6 horas, estaban más que hartos de los gitanos de los huevos, así que llevaron al Crístofer donde estaban los barriles de Cruzcampo y los de vino Carrefour. El Crístofer, se sacó la churra y empezó a mear en los barriles. -Que se jodan estos putos calés y la guarra de mi madre. Los camareros que estaban hasta el culo de farlopa para poder aguantar 5 días sin parar de trabajar, empezaron a mear también en los barriles.

Era tal la concentración de droga en sangre que tenían El Cristopher y los camareros que drogaron todos los barriles. Los invitados cuando empezaron a beberlo, pillaron un subidón del quince. El patriarca sorprendido y colocado exclamó mientras movía la mandíbula de un lado a otro en un columpiante frenesí:
-Bernardino, Manuela, todo el mundo saca el vino Don Simón y la Heineken al principio, y luego de los 15 primeros minutos que estamos todos borrachos nos meten Cruzcampo y Carrefour. Vosotros habéis hecho al contrario. Enhorabuena y ahora ¡a partirle la camisa al novio!

A partir de entonces, el Crístofer fue llamado para todas las bodas y empezó a conocerse como camello de calidad. Pronto le comprarían droga de todas las partes del mundo. Hasta que un día llegó una banda de narcotraficantes extranjeros, los Romaníes, y lo colgaron en una farola.

Hoy en día, todavía se habla de los "milagrosas alucinaciones" que daba la droga del Crístofer, como hacerte creer que la gente andaba sobre el agua, hacer que los parapléjicos que se levanten, que los ciegos vean, o incluso, hacerte creer que existió de verdad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...