EL FRAUDE DE LA HOMEOPATÍA

Del griego homós (igual) y páthos (sufrimiento) proviene la palabra Homeopatía. Ésta práctica "medicinal" inventada en 1810 asevera que una sustancia que produce los mismo síntomas que una enfermedad, puede curarla. Es decir, que si tienes fiebre, te dan algo que produce fiebre para curarte. Así de primeras parece un disparate, pero como veremos, es más disparate aún.

Cuando en 1909 se fijó el número de avogadro de partículas elementales que había en un Mol de sustancia ésta práctica debía haber quedado obsoleta, ya que la homeopatía proclama que cuánto menor sea la cantidad del principio activo mayor será la eficacia de éste. Sí como lo oyes, si te tomas una mota de aspirina te va a hacer más efecto que una aspirina entera. O al contrario, si te tomas una pizca de matarratas te va a matar ántes que si te tomas la caja entera.

También alega que no existen las enfermedades, sino los enfermos, por lo que se necesita un tratamiento personalizado para cada paciente. Las concentraciones de las disoluciones dependerán de la gravedad de los síntomas del paciente y de otros factores como su complexión.

Para hacer una disolución homeopática se coje una gota del principio activo que nos induce los mísmos síntomas que la enfermedad y se mezcla con 99 gotas de disolvente (agua generálmente). De ese preparado se coje otra gota y se vuelve a mezclar con otras 99 gotas de agua, y así sucesívamente hasta en ocasiones 5000 veces. Cuando está demostrado que a partir de la doceava disolución no queda partícula alguna de la sustancia original. Por lo que con una gota de principio activo, equivocado por cierto, pueden sacar miles y miles de euros.
Ejemplo:
Cogemos una aspirina, cuyo peso molecular es 180. Así que partimos de 180g de aspirina en un litro de agua y obtendremos un mol de aspirina,que como sabemos por el número de avogadro (moléculas que contiene un mol de átomo) son 6.023*10^23 moléculas . Las disoluciones homeopáticas se nombran con CH, que son al mezclarse 1 gota de principio con  99 de agua = 10^2 veces que irá disminuyendo:

1CH: 6,023*10^21 moléculas.
2CH: 6,023*10^19 moléculas.
3CH: 6,023*10^17 moléculas.
4CH: 6,023*10^15 moléculas.
5CH: 6,023*10^13 moléculas.
6CH: 6,023*10^11 moléculas.
7CH: 6,023*10^9 moléculas.
8CH: 6,023*10^7 moléculas.
9CH: 6,023*10^5 moléculas.
10CH: 6,023*10^3 moléculas.
11CH: 6,023*10^1 moléculas.
12CH: 0 moléculas.
13CH:0moleculas.
14CH: 0 moléculas.
Y así hasta 50 CH o 200 CH, o incluso 5000CH


Una disolución 30CH, que es una de las más comunes, equivaldría a una gota de principio activo en el  oceáno atlántico. Una 5000CH tengo entendido (aunque no me he molestado en calcularlo) equivaldría a 30 mil millones de veces la masa de la Tierra para encontrar una molécula de principio activo.

Los homeópatas salieron al paso alegando que al agitar enérgicamente 10 veces (no 9 ni 11) la probeta que contiene el agua, ésta aunque ya sin ningún principio activo, recogía de su "memoria" el recuerdo del principio que un día estuvo en contacto con ése agua. Sí, el agua tiene memoria y sólo recoje los recuerdos del principio activo, y no ningún otro. Porque el agua no se crea sóla, se filtra y ha podido estar en contacto con venenos o excrementos. Pero esos principios no salen de la memoria selectiva del agua.

La magia no existe en la medicina, y por tanto el agua no tiene memoria inteligente. No obstante, no hay que menospreciar del todo la efectividad de la mal llamadan medicina homeopática, puesto que aunque estemos bebiendo agua edulcorada pura y dura, el efecto placebo para enfermedades leves es medianamente elevado. Hay personas que necesitan mas que un medicamento efectivo un poco de comprensión y atención por parte del médico y el tiempo que le dedica un homeópata a un paciente, al ser bastante mayor que en la seguridad social, produce un efecto placebo, dependiendo de la credibilidad que tenga el paciente en su homeópata y en su remedio, consideráblemente efectivo.

Por tanto, si eres una persona crédula, es más barato que le cuentes tus penas a un amigo mientras te tomas un buen café con poco azucar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ustedes jamas comprenderán ni creerán en la homeopatia porque para comprenderla se necesita tener entendimiento que lógicamente ustedes no tienen, ustedes teniendo ojos no ven, oídos no escuchan, cerebro pero no piensan. Tendrían que estudiar primero medicina general y después hacer la especialidad en homeopatia para luego entonces poder hacer sus comentarios tan llenos de dolo, coraje y envidia, si, envidia en contra de la homeopatia y por consecuencia de los médicos homeópatas. Lo que realmente importa es el resultado maravilloso con los pacientes que reciben un buen tratamiento homeopático de alta especialidad. Sean felices con su tan limitada manera de pensar, eso si que es un verdadero fraude al pensar, a la inteligencia. Preocupense por ustedes, por las cosas de su vida y no se entrometan en este mundo de la homeopatia que escapa por muchos años luz a su entendimiento. Suerte.

mcmaicky dijo...

¿Te has leído el artículo o sólo el título?
Una argumentación del carajo y no contradices ni uno sólo de los datos, lo único con lo que se te ocurre contestar es "Es que para hablar de homeopatía tienes que ser homeópata". Perdón, rectifico, para hablar MAL de la homeopatía.
Porque dudo que con esa limitada argumentación, caligrafía y gramática seas licenciado en nada, y mucho menos en medicina. Pero claro, tú si puedes hablar BIEN de la homeopatía.

Pero claro, podríamos decir: "Para poder hablar del mal tiempo debes de ser meteorólogo". ¿Ves lo ridículo que suena? ¿O te pongo otro ejemplo más mundano?:

"Para poder escribir en contra de algo de lo que escribo en mi blog debes de ser licenciado en filología hispánica, si es para alagarme vale con la ESO".

Suerte.

jacquy Rb. dijo...

Lo siento mucho por los que no creen en la homeopatía y creen en las medicinas que brinda las eps que solo te mejora por momentos y luego llegan los efectos adversos.lo digo por experiencia propia y me ha ido mejor con la homeopatía. Lo importante es conseguir un buen médico profesional en conocimiento y práctica.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...